28/2/12

23/2/12

Todo lo que sé del fútbol, by JM

Todo lo que sé del fútbol (I)

-Aunque vaya como una mierda, la pelota más reluciente del saco será la preferida a primera vista. A la tercera patada el jugador experto volverá a pedir el balón descosido y humilde y con carita de no haber roto nunca ningún “Pato” (bonito juego de palabras referido al jugador de fama internacional, y tan a gustico que se queda uno).

-La sordera de algunos se incrementa cuando el entrenador pronuncia aquello de “a la próxima cambio”.  El oído se recuperará inmediatamente si la chica/chico más buenorro de la grada expresa con un susurro su deseo de que el pseudosordo le dedique un gol.

-¿Qué tendrán que ver la cocacola, la laca y el esparadrapo? Aparte de que ambos sirven para intentar que la bota no resbale en según que campos, hubo una vez un señor que fue a comprar una cocacola e iba con un pote de laca en la mano. Le preguntaron para qué era la laca y él sólo acertó a responder que la laca era para su amigo. Su amigo se llamaba Drapo. “Es para Drapo”, decía.

-¿Menudo chistazo el anterior eh? Un saludo para las numerosas fanáticas que se agolpan a la puerta de mi casa armadas con piedras enormes. Sin duda querrán construir puentes de amistad para acercarse a su ídolo.

-Los partidos se pierden cuando el contrario marca uno o más goles que tu equipo. Bueno, si lo  miramos desde el punto de vista del contrario, el partido lo habrían ganado, o sea que es una regla sujeta a distintas interpretaciones y a unos tirantes muy graciosos con dibujitos de bob esponja.

-Nunca confíes en un niño/a que te dice que unas botas le van bien. Si el modelo es del agrado del sujeto en cuestión, es capaz de disimular que se esta quedando sin circulación, aunque su color de cara empiece a ser moradito tirando a purple.

-Si prosiguiera el enchunguecimiento de algunos equipos, en breve tendrá sentido que nos conozcan más por Vallesca, que rima consonante con Llesca. Y recuerden: Si, dios no lo quiera, algún día nos diera/diese por asaltar a un proveedor de centollo salvaje, dejemos la camiseta en casa no sea que acaben arrestando al vicepresidente, que tan tranquilo está en su casa rodeado de embajadoras del país del amor.

-Después de llover salen los caracoles y se esconden los abejoles.

-Cuentan las crónicas que en campo del Scala Dei se disputó uno de los mejores partidos de la historia de este santo deporte. Al mando del Estel un míster que marcaría una época. El resultado final fue 1 a 6 para los negriamarillos. Se dijo que los rivales eran de edades inferiores a los ganadores, pero eso no quita mérito a lo que consiguieron esos chavales, sabiamente dirigidos por el único míster con el 100% de victorias a lo largo de su carrera. Ok que en su carrera sólo ha entrenado un partido, pero eso qué más dará.

Ese personaje mítico, amigos y amigas, soy yo.

Me voy a llorar al váter.

JM
Share:

21/2/12

Instagram

Labels